BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

domingo, 9 de septiembre de 2012

Claro que le quise.


Le amé.
Le deseé.
Le extrañé.
Le respeté.
Le adoré.
Le valoré.
Le perdoné.
Le añoré.
Le soñé.
Me enamoré de él,
y lo hice de verdad.


5 comentarios:

  1. Es precioso, Estelle. Hay que darlo todo, aunque luego con todo tengamos que irnos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¿Y por qué cuando es tan fuerte casi siempre acaba mal?

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonito! Me hace soñar y añorar

    ResponderEliminar